3.000 millones de árboles más en la UE para 2030

Jul 20, 2021Actualidad, Internacional0 Comentarios

La Comisión Europea sabe que la transición hacia una economía más sostenible y sin CO2 pasa por reforzar el papel de los bosques, por ello se ha propuesto plantar 3.000 millones de árboles más para el año 2030  en la Unión Europea, un acelerón que duplica la velocidad habitual de siembra.

Los bosques sanos y resilientes son clave para alcanzar los objetivos climáticos y de biodiversidad, y para el desarrollo sostenible del empleo y del crecimiento. Pero los bosques están bajo una creciente presión directa e indirecta“, fueron las declaraciones del comisario europeo de Medioambiente, el lituano Virginijus Sinkevicius, en la presentación de la Estrategia de Bosques de la Comisión.

La capacidad de los bosques para mitigar el cambio climático va más allá de la absorción de CO2, ya que actúan además como sistema de refrigeración de las ciudades, como barrera contra la erosión del suelo o como mecanismo de purificación del aire y el agua, además de servir de refugio a grandes cantidades de animales, plantas y hongos.

La CE espera aportar financiación, un marco de acción y asistencia técnica alrededor de iniciativas ciudadanas locales para alcanzar ese volumen deseado de 3.000 millones de árboles nuevos en 2030, cuya evolución vigilará Bruselas.

No vamos a imponer dónde deben plantarse“, aseguran fuentes de la Comisión, que el próximo otoño presentará una propuesta legislativa dedicada, en concreto, a frenar la deforestación.

Sumideros de CO2

Fuera de la citada estrategia, la Comisión Europea también aborda los bosques en su propuesta legislativa para reducir al menos en un 55 % las emisiones de CO2 en 2030 respecto a 1990.

El reglamento sobre uso de la tierra, silvicultura y agricultura, conocido como LULUCF es el que recoge la contribución de las masas verdes, conocidas como sumideros de carbono, a la absorción de CO2.

Según la normativa actual, esos sumideros absorberían 225 millones de toneladas de CO2 en 2030, objetivo que la Comisión eleva a 310 pero que se queda lejos de los 600 millones que reclaman las ONG medioambientales.

Abrir chat