¿Por qué culpan al CO2 de la subida de la luz?

Jun 2, 2021Actualidad, Empresas0 Comentarios

 

Con la reciente subida de precio de la luz se está hablando mucho de que una de sus principales causas es el coste del CO2 pero, ¿entendemos esto? pues en este artículo te lo explicamos de forma sencilla para que entiendas que relación puede haber entre pagar más en la factura de la luz y el CO2.

El precio de la electricidad se ha disparado alcanzando su registro más alto en 31 meses, y fuentes del sector energético lo vinculan al aumento del coste de los derechos de emisión de CO2 y a los ciclos combinados de gas para responder al incremento de la demanda energética.

El CO2 y el gas ¿responsables del aumento de la factura de la luz?

¿Qué es eso de los derechos de emisión de CO2 y qué tienen que ver con mi factura? La Unión Europea, para reducir las emisiones contaminantes de manera importante, otorga a las empresas más contaminantes una serie de derechos de emisiones para continuar con su actividad. Estos derechos o bonos son limitados y cada vez son menores, esto debería traducirse en que, si cada vez los derechos de emisión son menores, esas empresas y sectores deberían actualizarse y dejar de contaminar ya que no tiene «derechos» para ello. Sin embargo esto no está sucediendo así, sino que  la escasez de bonos ha derivado en un mercado especulativo que hace que cada vez los derechos sean más caros.

¿Qué pasa con el gas? En el caso del gas la gran demanda que hay desde el continente asiático por este hidrocarburo ha disparado su precio a nivel mundial, lo que se traduce en que ahora es más caro utilizarlo para generar electricidad en España.

En resumidas cuentas, por un lado, al existir pocos derechos de emisión de CO2 las empresas interesadas en hacerse con ellos están dispuestas a pagar un precio elevado y, por otro lado, la demanda de gas hace que su precio también se dispare, ambos casos hacen que el coste de contaminar se traduzca directamente al recibo de los consumidores.

 

La sociedad y el planeta son los más perjudicados

¿Te has llevado una sorpresa? las grandes empresas, en vez de reducir su contaminación y sus emisiones de CO2 prefieren comprar bonos o derechos para poder contaminar y pagar un precio desorbitado a cuenta de repercutirlo en la factura de los consumidores finales, de las personas.

La forma que tenemos de cambiar las reglas del juego es apostar firmemente por energías renovables y respetuosas con el Medio Ambiente y con la sociedad, porque la contaminación y la huella de carbono que producen repercute en detrimento de la biodiversidad del planeta, de la calidad del aire que respiramos todos los animales y los seres humanos.

Está en manos de todos el poder demandar y exigir acciones más responsables con el medio ambiente. Es cierto que siempre existirá un mínimo de huella de carbono, pero lo suyo es reducir al máximo esas emisiones de CO2 y compensar las que se producen de forma irremediable.

 

Plantar árboles para reducir la huella de CO2

Compensar el CO2 y poder ayudar al medio ambiente está en nuestras manos y en la de las empresas responsables. Para poder lograrlo hay que apostar por la forestación y reforestación de masas forestales, acciones inmediatas, actuales y que perduran en el tiempo para luchar contra los gases de efecto invernadero.

Te sorprenderá saber que un único árbol puede neutralizar hasta 150 kg de CO2 almacenado y producir unos 4 meses de oxígeno ¿imaginas todos los beneficios que puede aportar un bosque bien cuidado y gestionado?

Empecemos a demanda a las empresas acciones comprometidas con el Medio Ambiente, con los proyectos de Co2 Gestión estarán contribuyendo a reducir la huella de carbono, enriqueciendo la biodiversidad de nuestro planeta y creando empleo social. ¡Difúndelo!

 

Abrir chat